sábado, 1 de febrero de 2014

Inspiración Británica. Parte I.


Cuando pienso en Reino Unido, hay un millón de recuerdos que se agolpan en mi cabeza......
Tardes alrededor de una mesa redonda siempre acompañada de un buen té Earl Grey y scones con clotted cream.... Excursiones con mil capas de ropa en pleno mes de julio.... Museos, catedrales, exquisita comida de estilo Tudor y paisajes de cuento de hadas.....




Es un país al que quiero, quizá porque desde muy pequeña he pasado en él grandes temporadas y, cuando piso suelo británico, mi corazón da un vuelco de felicidad (aunque mi último aterrizaje en tierras escocesas fuese como estar subido en una noria).....


Así que, trataré en unas pocas fotos (incluída la receta que me habéis pedido del "Crumble de manzana", porque lo prometido es deduda) de que nos inspiremos hoy a la manera británica al calor de una agradable chimenea, un sillón cómodo y, por qué no, un té o un café con una agradable compañía.... porque hace demasiado frío para pasear........



















Crumble de manzana

-Ingredientes-

3 manzanas
200 gr. de mantequilla
200 gr. de harina.
200 gr. de azúcar.

-Preparación-

Se precalienta el horno.
Se lavan las manzanas y se pelan y se cortan en cuadritos.
Opcionalmente (aunque a mí me gusta hacerlo y siempre lo hago porque me gusta más) se hace una compota de manzana rápida, poniendo en un cazo las tres manzanas cortadas en cuadrados, una cucharada de azúcar, un palito de canela, un chorrito de brandy (o cualquier otro licor que tengaís a mano y que le vaya bien a la manzana) y un poquito de agua. No hace falta que se haga durante mucho rato. Lo importante es que la manzana quede con una textura suave y se impregne de sabor a brandy y canela.
Por otro lado, la mantequilla se corta tambien en cuadraditos y se pone en un bowl que se pueda introducir al microondas para que se se deshaga un poquito y sea más facil trabajar con ella. Con unos segundos es suficiente.
A esa mantequilla se le añade la harina y el azúcar y con los dedos se comienza a mezclar los ingredientes de forma que se acabe convirtiendo en una especie de granulado.... Que no quede aplastado sino granulado.
Llegados a este punto, cogemos una fuente de horno y ponemos en ella la manzana (pero sólo la manzana, sin todo el almíbar que ha ido soltando en la compota; simplemente con un toquecito del almíbar para que no quede muy seca es suficiente) y sobre ella ponemos el granulado (y no importa si os parece mucho ya que tiende a bajar durante el tiempo que pasa en el horno.
La temperatura del horno es de 150 grados y el tiempo que tarde en dorarse el crumble..... en el momento en que comienza a dorar, os recomiendo que estéis muy atentas ya que enseguida se quema y si eso pasa ni queda bonita ni rico.....
Se puede acompañar con un poquito de helado de vainilla o nata.... o de lo que más os guste....


¡Espero que os guste y que os animéis a hacerlo y me contéis!





 ¡FELIZ FIN DE SEMANA!





2 comentarios:

  1. Yo tambien siento especial atracción por este pais, y todos los libros y peliculas ambientados en Gran Bretaña me encantan, el crumble no puede tener mejor pinta.

    besos

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...