jueves, 19 de diciembre de 2013

Una Navidad Especial... Primera Parte.

Después de varios meses sin publicar, ha llegado el momento de volver a hacerlo.... y ¿qué mejor que la Navidad para recoger el testigo dejado hace unos meses?


He pensado (teniendo en cuenta todos los mensajes que recibo) que quizá, para comenzar este especial sobre la Navidad, lo ideal sería empezar por unas ideas acerca de la decoración tanto de la casa como de las mesas en estos días de fiesta que están a la vuelta de la esquina.


Aunque, seguramente, ya tod@s vosotr@s habréis elegido vuestro tipo de decoración, ya sea de estilo tradicional o más moderno, lo que no puede faltar es un Arbol de Navidad y, ya sea más o menos grande, natural o no, lo más importante es que esté bien poblado, que no tenga grandes huecos, para que parezca aún más bonito.


La forma de decorar el Arbol de Navidad depende, en gran medida, de vuestro gusto personal... pero lo que sí debemos tener claro es no recargar en exceso ni con colores excesivos que, a la larga, nos puedan resultar incómodos. 


Ultimamente, se han puesto muy de moda para el Arbol, colores como el blanco o el rojo.... yo, sin embargo, como me considero un poquito más tradicional, sigo prefiriendo el verde.... quizá porque resulta más acorde no sólo con la decoración de mi casa sino también con los adornos que le pongo.


Creo que también es importante ir creando una especie de "fondo de armario de adornos de Navidad".... es decir, que aunque a medida que vaya pasando el tiempo nos guste cambiar la decoración del Arbol, es bonito conservar aquellos adornos que, por uno u otro motivo, nos traen recuerdos especiales (por ejemplo, en mi caso, guardo con gran cariño dos adornos muy bonitos que se ponían en el Arbol de Navidad cuando mi marido era niño y a mí me resulta muy emotivo sacarlos cada Navidad; lo mismo me sucede con otros dos adornos que han sido regalados por uno de mis mejores amigos....). 


Es decir, cada cosa tiene su historia y es precioso poder recordarla y además disfrutar de ella colgada en el Arbol.



El Nacimento o Portal de Belén, es para mí, la estrella de la decoración navideña.... la parte que tiene más importancia y que yo pongo con más mimo....


Otro motivo navideño, de esos que no debería faltar, es la Corona de Adviento.


Como sabéis, la corona con sus cuatro velas, simboliza los cuatro domingos anteriores a la Navidad y en cada domingo se enciende una vela de forma que en Nochebuena estén las cuatro encendidas. Cada una de esas velas simboliza además un momento determinada en esa espera que culminará en la noche del 24 de Diciembre.


Independientemente de si os gusta más la Corona de Adviento colgada en la puerta de entrada, como es tradicional en muchas casas, o preferís ponerle unas velas y que presida vuestra mesa a modo de centro en la cena de Nochebuena o en la comida de Navidad, hay multitud de estilos que la convertirán en la "reina" por excelencia.


Pienso que la Corona de Adviento es un detalle que jamás debería faltar, ya sea más o menos grande, de simple trenzado o con multitud de detalles.... ya que dependiendo de vuestro estilo es facilmente adaptable.


En cuanto a la decoración de la casa, tengo que decir que huyo de cualquier cosas que suponga una recarga en exceso, ya sea tanto en detalles de mesas como en el propio Arbol como en los típicos adornos que se ponen sobre aparadores o mesas de entrada a casa.
La clave del éxito es el equilibrio.... y, desde luego, el ser capaces de conjugar nuestra propia decoración del día a día con la decoración navideña. No debemos introducir nada a calzador porque nos haya gustado muchísimo en un escaparate de una determinada tienda o lo hayamos visto en una foto de una revista.
Tenemos que ser conscientes de como es nuestra casa y el espacio destinado a la decoración navideña y, a partir de ahí, decidir que cosas pueden encajar en él.


Personalmente me encantan las velas, creo que añaden una calidez que la luz de cualquier lámpara, por bonita que sea, es incapaz de proporcionar, pero no las podemos amontonar por casa simplemente porque nos gustan. Hay que darles el lugar que les corresponde en función de su importancia, de su altura y de lo que queramos destacar.....


Lo mismo sucede con los centros de mesa tan utilizados en esta época.
Son bonitos y aportan personalidad a cualquier rincón pero no se pueden colocar de cualquier forma. 


Otro lugar que se ha puesto muy de moda en los últimos tiempos en cuanto a decoración navideña (quizá por tradición escandinava o anglosajona principalmente) son las cocinas......... Lugares en los que, posiblemente, se hace el setenta por ciento de la vida en una casa, pero que si se cargan en exceso, además de resultar incomodísimos a la hora de cocinar.... mejor no opino cuando se refiere a su limpieza.....


Son perfectas para las fotografías pero en cuanto a comodidad tengo mis dudas.
Así que lo dejo a vuestra elección......


Sin embargo, de todas estos elementos que he ido enumerado, el que posiblemente sea uno de los más importantes es la decoración de la mesa de Nochebuena y de Navidad..... Y es que esos dos momentos son tan especiales que bien merecen que la mesa vaya acorde a la celebración.
Sentarse a una mesa con un mantel perfecto para la ocasión (los blancos de hilo son mis favoritos), unos cubiertos y unas copas bien alineados y una vajilla bonita, convierte la velada en casi perfecta..... y digo casi porque está claro que el menú que se vaya a servir juega un papel importantísimo también. 


Es importante conocer como han de colocarse los puestos en la mesa y también las copas, así que me ha parecido interesante introducir estas dos pequeñas fotografías para no perdernos en un mar de dudas, tanto a la hora de ir ordenando cada puesto como a la hora de comer.




En cuanto a la decoración, optaría por algo elegante pero poco recargado y si se utilizan velas, desde luego que no sean perfumadas....


Creo que, en veladas como éstas, lo más importante es disfrutar de una buena compañía y conversación y no estar teniendo que esquivar durante toda la cena o la comida un precioso centro de flores que, posiblemente sea de lo más chic, pero que incomoda sobremanera a los comensales.
Como he dicho anteriormente, el equilibrio es la clave.....



Los detalles colgados en la espalda de las sillas me parecen preciosos, de igual forma que los servilleteros con algún motivo navideño y los manteles....




Espero que estas pinceladas os hayan sido de ayuda y os animen a inspiraros en vuestra propia decoración....
Espero, también, que os haya gustado.... En los próximos días continuaré ampliando....

  
FELIZ JUEVES

No os olvidéis.... Os espero en mi página de facebook.



2 comentarios:

  1. Muy bonito post, acorde con el tiempo y especial, como tod. Lo que haces.. Ya te echábamos de menos!! Gracias!!

    ResponderEliminar
  2. Hola Isa, no me había dado ni cuenta de que habías actualizado el blog, y acabo de verlo.
    Es una de esas mañanas de domingo que me relajo un poquito con el ordenador antes de ir a la ducha....
    Me parecen perfectas todas tus recomendaciones, he acertado en casi todo, tengo el árbol, (monísimo y elegante, no demasiado grande y ostentoso), tengo el nacimiento, (hecho a mano y en un tamaño perfecto con la decoración de mi salón), tengo la corona de adviento colgada de la puerta, pero me han faltado las cuatro velas de cada domingo....., joooo, el próximo año no se me olvidarán.
    Todas las fotos son preciosas y los detalles sobre cómo colocar las cosas en la mesa ha sido todo un acierto.
    Un besazo enorme y FELIZ NAVIDAD!!
    PIMPA

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...