viernes, 8 de junio de 2012

Day&Night

Hay algunos momentos en los que me resulta un poco difícil decidir no sólo que ponerme (un ejemplo es mi post de ayer), sino también como estar perfecta de la mañana a la noche sin necesidad de cambiarme de ropa.
Encontrar un estilismo adecuado que se adapte a los diferentes momentos que se pueden vivir en un día me resulta complicado porque -aunque he leído en algunas revistas que llevarse unos zapatos de recambio o un collar distinto o incluso un cinturón-, ¿quién tiene un bolso tan grande para poder acarrear con todo ésto? y, lo que nos lleva a otro dilema, ¿dónde dejamos este bolso lleno de cosas cuando nos dirigimos, por ejemplo, a una cena y sólo procede llevarse una pequeña cartera de mano?
Creo que las mujeres debemos ser prácticas y para ser prácticas hay que ser previsoras.
Nuestro bolso no puede ser el de Mary Poppins ni acabar con un dolor de espalda infernal al día siguiente. 
Tenemos que saber que es lo apropiado en cada ocasión y por tanto contar con alguna prenda, en nuestro fondo de armario, que sea una especie de todoterreno y que nos permita estar bonitas a la vez que elegantes durante todo el día.
Según algunas revistas de moda, se nos dice que el Little Black Dress -LBD- es una prenda esencial y que sirve para todo. Yo, en cambio, tengo mis dudas. ¿Por qué? Pues porque el negro es sin duda un color muy elegante pero a la vez es también un color que endurece mucho. Acudir vestida totalmente de negro a cualquier acto/evento que no sea excesivamente formal puede no ser la mejor opción, por eso creo que debemos confiar en nuestro propio criterio a la hora de tomar decisiones y no dejarnos llevar por lo que se opine o se diga.
Yo no soy una experta en moda, no soy periodista ni soy estilista pero sé que es lo que me favorece, lo que me sienta bien, lo que encaja en cada momento y cuales son las prendas que debo y no debo utilizar.
Y eso simplemente supone conocer nuestro propio cuerpo. Nada más. 
Desde mi punto de vista, los experimentos son preciosos para las revistas de moda, los desfiles espectaculares y para algunos eventos sociales pero para el día a día, para las mujeres normales, las que trabajamos, las que tenemos una familia, las que estudiamos, las que tenemos unos horarios de locura, las que no tenemos tiempo para maquilladores ni peluqueros diarios y salimos a la calle sin ningún complejo, no.
Tenemos la suerte de que hoy en día la moda nos permite múltiples combinaciones con colores, con formas. Prácticamente todo vale, simplemente hay que darle a nuestro vestuario ese pequeño toque para hacerlo salir de la uniformidad. 
Yo defiendo el color y las mezclas hechas con buen gusto y defiendo poder estar de la mañana a la noche con un gran tacón (para todas aquellas mujeres que puedan permitírselo) y también con un bonito zapato plano. ¿Cúal es el problema de salir por la noche en bailarinas si se adecúan perfectamente a la ropa que llevamos?
Mi entrada de hoy es una defensa absoluta de nuestra ropa normal y corriente, sin artificios. Una ropa que sirve para el día y la noche, sólo necesitamos un poquito organización y criterio para elegir lo que debemos.

¿Estáis de acuerdo?
¿Creéis que un LBD es siempre adecuado?
¿Por qué creéis que nos cuesta elegir tanto ropa para el día y la noche?
















3 comentarios:

  1. Qué difícil eh? pero tus fotos ayudan a estar perfectas!
    Bss

    ResponderEliminar
  2. Tienes toda la razón del mundo...., creo que haré un post en breve para dedicarlo a un look todoterreno que valga para día y noche...jiji.
    El LBD nos puede servir, pero es el fondo de armario más visto que conozco, así que hay que variar, improvisar, y adaptarse a la edad y comodidad de cada una.
    La segunda foto me ha encantado, quiero esa falda ya!!!!!
    Besos guapetona.

    Pimpa.
    http://pimpaslooks.blogspot.com

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...